miércoles, 28 de noviembre de 2007

"¿Navidad celestial o terrenal?

"Fin de año es una época difícil para todos; el ajetreo constante, la falta de tiempo, y luego un suerte de estrés desmedido que se apodera de nuestro ánimo y nuestra disposición. Cierto no? Fin de año cansa.
2007 se acaba, y eso que aún no es navidad...démonos un minuto? Porque parece que en estas fechas lo único que llevamos a cuestas es el espíritu del consumismo!
Cumplimos otro año de arduo trabajo juntos, 365 dias, que se suman con los años anteriores y lo venideros ¿cuánto tiempo hay de eso para la familia? pero que no sea solo una pregunta abierta, pensémoslo seriamente. Nuestros hijos, nuestros sobrinos o nietos ¿no son ellos el motivo de nuestras labores? No son ellos los que nos dan fuerza a levantarnos cada día?
Son ellos, sus diminutas existencias, la base de nuestra familia.
No por nada Jesús llegó al mundo como un niño, como un ser requerido de amor y esfuerzo, pues para llegar a ser alguien mañana, requirió que alguien hoy le tomara la mano y le ayudara a caminar, le enseñara el camino.
Para José y María no fue fácil, para nosotros tampoco lo es, ningún día de trabajo es en vano.
Por eso, ¡que nuestro esfuerzo sea fruto de amor! Que el empeño por verlos sonreír aliente nuestro trabajo! Que las fiestas de navidad y año nuevo sean instancias para compartir y estar juntos! Porque no sólo de viejos pascueros importados o de papeles de regalo rotos consiste la navidad, la verdadera fiesta está en el hecho de sentarse juntos y compartir con los que quieres tu mesa.
Y si estamos reunidos todos hoy ¿no es porque en cierta forma ya somos una familia? disfrutemos nuestro tiempo juntos....

SEBASTIAN GÓMEZ A.